Reptiles

Una nueva especie de lagartija endémica de la provincia de Buenos Aires

por Enrique Madrid

Un equipo integrado por investigadores del Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (Laura Vega, Oscar Stellatelli, Carolina Block, Enrique Madrid; Foto 1), del Instituto de Bio y Geociencias del NOA (Sebastián Quinteros) y de la Secretaría de Medio Ambiente de la Municipalidad de General Pueyrredón (Patricio Bellagamba) dieron a conocer a través de un artículo Científico publicado a principios de 2018 en la revista Zootaxa (4379:539-555) el descubrimiento de una nueva especie de lagartija endémica de las sierras de Tandilia en la provincia de Buenos Aires (Foto 2). Esta nueva especie fue denominada Liolaemus absconditus o “lagartija oculta” (Foto 3), respondiendo a su tendencia a la poca exposición en los ambientes abiertos. Entre las características morfológicas más relevantes se destacan el tamaño corporal relativamente pequeño, 17 cm desde el hocico hasta el extremo posterior de la cola; la coloración dorsal homogénea marrón-grisácea, con dos bandas marrón claro muy tenues y sin variación entre sexos. La lagartija oculta es insectívora, ovípara y de hábitos estrictamente saxícolas, es decir, que vive en zonas rocosas (Foto 4). Dado que su distribución geográfica está restringida a un área geográfica particular y que no se encuentra de forma natural en ninguna otra parte del mundo, constituye una especie endémica.

Adulto de la lagartija oculta (Liolaemus absconditus) descripta por Vega y colaboradores en 2018. Foto: O. Stellatelli.
Adulto de la lagartija oculta (Liolaemus tandiliensis) descripta por Vega y colaboradores en 2018. Foto: O. Stellatelli.

Las especies con rangos de distribución limitados y de baja abundancia pueden enfrentar un alto riesgo de extinción, sobre todo en áreas que se modifican rápidamente como resultado de la acción humana. Este hallazgo, además de aumentar el conocimiento sobre nuestra diversidad biológica, nos pone frente a la responsabilidad de implementar estrategias de conservación para el sistema serrano de Tandilia. Actualmente las sierras de Tandilia constituyen el ecosistema con el menor grado de protección del sur bonaerense. Algunos especialistas sostienen la importancia de la creación de un geoparque, ya que en ellas se preservan las rocas y las estructuras fósiles más antiguas de la Argentina.
Asimismo posee más de 300 especies de plantas nativas y una gran riqueza de especies endémicas, algunas de ellas amenazadas. Hasta el momento, la conservación de la lagartija oculta y de la lagartija de Tandilia (Liolaemus tandiliensis) junto a otras especies de fauna y flora nativa, cuenta con la persistencia de un paisaje serrano agreste que actúa como refugio y reservorio, pero que se halla rodeado y amenazado por una intensiva matriz agrícola-ganadera. La escasa superficie protegida del ecosistema serrano es de 142 hectáreas en la Reserva Natural Sierra del Tigre en Tandil y de 220 hectáreas en la Reserva Natural Paititi, esta última cercana a la ciudad de Mar del Plata y dedicada a la conservación y a la producción agrícola-ganadera sustentable. El bajo nivel de protección de las sierras de Tandilia contrasta con el de otros ambientes de la región y merece prioridad en futuras planificaciones de conservación.

Adulto de la lagartija oculta (Liolaemus tandiliensis) descripta por Vega y colaboradores en 2018. Foto: O. Stellatelli.
Mapa donde se indica la extensión completa del Sistema Serrano de Tandilia, el área relevada y los puntos donde fue hallada la lagartija oculta.

Conservar nuestra diversidad biológica no sólo radica en el sentido moral o ético que la sociedad humana tiene con otras formas de vida, sino también, en un sentido económico-práctico basado en la justa valoración de la biodiversidad como el conjunto de recursos biológicos indispensables para la supervivencia y calidad de vida de las poblaciones humanas.